¿Cuáles son los trámites necesarios al cambiar de casa?

En Pinabox sabemos que una mudanza implica muchos cambios y ya no solo a nivel material, sino administrativo. Un traslado de residencia supone una buena oportunidad para contratar unas tarifas mejores de luz y gas. En este artículo te contamos qué debes hacer en cada caso, según la situación en la que se encuentren estos suministros.

¿Cómo realizar un cambio de titularidad?

Puede ocurrir que al llegar a una vivienda donde han residido anteriormente otras personas los suministros todavía estén activos. En ese caso, habrá que solicitar un cambio de titular, un trámite muy sencillo disponible en todas las comercializadoras. ¿Qué requisitos hay que cumplir para solicitar un cambio de titularidad con Holaluz, Endesa o cualquier otra compañía? Los requisitos del cambio de titularidad online con Endesa o cualquier otra empresa en primer lugar es ser el nuevo titular, presentar la documentación que se solicite y no tener impagos. Este cambio de titularidad con Iberdrola, Endesa, Repsol o cualquier otra compañía puede solicitarse tanto en casos de compraventa y alquiler de viviendas, como por el fallecimiento del titular o el divorcio.

Este trámite no supone el corte del suministro y será efectivo en 15 días. Una vez que sea oficial el cambio, el nuevo titular podrá contratar otra tarifa del mercado regulado o la PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Esta última modalidad tiene unas características concretas que puedes encontrar aquí. Pero en resumen, el precio del kWh de la PVPC es diferente cada día y cada hora, por lo que es necesario comprobar cada día cuándo son las horas más baratas si se quiere ahorrar.

¿Y si los suministros no están activos?

En el caso de que la casa no tenga los suministros activos la situación será diferente. Habrá que solicitar el alta de la luz y del gas, tanto si es la primera vez que la casa es habitada como si antes había inquilinos y se dieron de baja. Te indicamos los pasos a seguir si los suministros no están activos:

  • Primero, el consumidor tendrá que buscar qué tarifa y comercializadora desea contratar. Para ello, puede usar un comparador de ofertas y encontrar los mejores precios.
  • Segundo, al ponerse en contacto con la comercializadora para contratar sus servicios, tendrá que indicar que es necesario también dar de alta la luz y el gas. Esta empresa hablará con la distribuidora de la zona donde se encuentre el punto de suministro, ya que es esta compañía la que tendrá que realizar estas operaciones.
  • Un técnico de la distribuidora acudirá a la casa a instalar el contador y realizar las pertinentes acciones.
  • En un plazo de entre 5 y 7 días hábiles desde la solicitud del alta, el suministro estará activo. El precio a pagar por estas acciones se cobrará en la primera factura de luz y gas, correspondientemente.
  •  Si hay cualquier problema y no se activan los suministros, el consumidor podrá ponerse en contacto con la atención al cliente de su comercializadora para señalar estos problemas.

Además de los contratos de la luz y el gas, los nuevos inquilinos tendrán que hacer frente al cambio de titular del nombre del agua, si desean alquilar una plaza de garaje, empadronarse en la ciudad, solicitar el centro de salud, etc. Al fin y al cabo, una mudanza no son solo cajas. Respecto al empadronamiento, si no tienes muy claro si hacerlo o no, te recomendamos este artículo para que esclarezcas tus dudas.

sharing sticker from giphy

Comparte en tus redes

¿Buscas un trastero con recogida gratis?

En Pinabox Recogemos, guardamos y devolvemos las cosas donde y cuando nos digas.
Relacionado con: